Prevención de suicidios

Usted puede ayudar a prevenir un suicidio.

Las personas con tendencias suicidas suelen decir o hacer cosas que son señales de sus intenciones. Exprese sus inquietudes y descubra cómo se sienten realmente. Hablar sobre el suicidio no hace que ello suceda ni crea la idea. Si cree que la persona tiene tendencias suicidas, no la deje sola. Escúchela y tómela en serio. Ayúdela a obtener ayuda.

He aquí cómo puede ayudar:

  1. Aprenda las señales de advertencia de un suicidio.
    Las personas que piensan en poner fin a su vida suelen dar señales de sus intenciones.  Familiarícese con las señales de advertencia, y no solamente tómelas en serio, sino también no espere para tomar acción.
  2. Manténgase en contacto e involúcrese.

    Alejarse de los amigos y familiares, no devolver llamadas telefónicas, no participar en actividades que la persona solía disfrutar, todos estos podrían ser señales de advertencia de sentirse angustiado.  Continúe en contacto, sea persistente y no se dé por vencido.  Sus esfuerzos demuestran a las personas que usted se preocupa por ellas.

  3. Inicie la conversación.

    Hágale saber a la persona que le preocupa sus inquietudes acerca de ella.  Podría decirle:

    “Estoy preocupado por ti”.

    “Me parece que hay algo que te angustia”.

    “Parece que has cambiado últimamente.  ¿Cómo puedo ayudarte?”

  4. Sea directo y haga preguntas; incluso algunas que podría darle miedo hacer, como las siguientes:

    “¿Estás deprimido?”

    “¿Sientes que no hay solución para tus problemas?”

    “¿Estás pensando en quitarte la vida?”

  5. Si piensa que la persona tiene ideas suicidas:
    Quédese con ella, escúchela y tómela en serio.  Ayúdela a obtener ayuda.  Dígale que llame a la línea directa de crisis de San Diego, al (888) 724-7240 para hablar con alguien sobre cómo se siente.  Si no cree que la persona pueda hacer esto por su cuenta, ofrézcale hacer usted la llamada.

Recuerde, incluso como alguien que ayuda, usted no está solo en esto.  Usted no es el unico que tiene que brindar apoyo; considérese el enlace para que la persona que le preocupa reciba la ayuda que necesita.  Comuníquese con otros amigos, familiares o con un sacerdote, pastor, rabino u otro líder religioso.  Si le preocupa la seguridad de una persona joven, alientela a hablar con un adulto en el que confíe y hágale saber a esa persona que no está sola.  Sugiérale que hable con un consejero por la línea directa de crisis confidencial de San Diego, (888) 724-7240 . De nuevo, si la persona que le preocupa, no importa cuál sea su edad, está asustada o no desea llamar, ofrézcale hacer usted la llamada. ¡Podría salvarle la vida!

LEVÁNTESE Y PARTICIPE!

Aprenda QPR (Pregunte, persuada y refiera) la cual es una intervención de emergencia para ayudar a una persona que está considerando el suicidio. En una sesión de una hora, las personas aprenden a reconocer las señales de advertencia, las preguntas que deben hacer y cómo ofrecer esperanza y ayuda. Se insta a cualquier persona que esté en posición de reconocer las señales de que alguienpudiera estar considerando suicidarse a inscribirse. Esto incluye a padres, amigos, vecinos, maestros, líderes religiosos, médicos, enfermeras, supervisors de oficinas, trabajadores sociales, bomberos y muchos otros.

Las sesiones de capacitación de QPR se ofrecen sin costo alguno en SanDiego. Para programar una sesión de capacitación, llame a Community HealthImprovement Partners (CHIP) al (858) 609-7967 o envíe un correo electrónico abruland@sdchip.org.

Hay sesiones de capacitación en línea disponibles por $29.95 en www.qprinstitute.com.