Cómo hablar

Si usted sospecha que un amigo o familiar esté luchando con depresión, ansiedad u otro trastorno mental, lo mejor que puede hacer es hablar. Enfrentar una enfermedad mental puede ser algo solitario, aislante y atemorizante, así que infórmeles que no están solos. Tranquilícelos diciéndoles que su situación no es inusual; de hecho, una de cada cuatro residentes adultos de San Diego sufre de problemas de salud mental, y el tratamiento está disponible fácilmente.

Una vez que haya abierto la puerta para hablar sobre una enfermedad mental, escuche y haga preguntas. Escuche lo que la persona está compartiendo con usted. Haga preguntas para dejarles saber que los está escuchando y que respeta lo que están padeciendo; ellos mismos quizás no comprenden lo que les está pasando. Por encima de todo, no vaya a menospreciar sus síntomas ni espere que se salgan solos de su condición fácilmente. Los trastornos mentales son condiciones médicas, y son tan importantes atender como las condiciones de las salud física. Use los recursos disponibles aquí para leer acerca de la enfermedad en particular que podrían estar enfrentando.

Anime a su amigo o ser querido a buscar tratamiento profesional, y a encontrar los recursos adecuados juntos con usted. Ofrézcase a hacer una cita con un médico o consejero y a acompañarlos. A menudo es muy útil tener un amigo de confianza o un familiar que vaya con ellos para hacer preguntas, tomar apuntes, y simplemente brindar apoyo. No subestime la importancia de su apoyo, su tiempo y su ayuda. Usted puede ser una pieza vital de la recuperación de sus seres queridos.